20 | Marzo - CARITAS MENDOZA

Vaya al Contenido
PRIMEREAR EL ENCUENTRO CON EL HERMANO
El encuentro de Cáritas Diocesana con el decanato Este tuvo cita el sábado 20 de marzo y convocó a directores y animadores de las distintas parroquias de la zona.

La espiritualidad de Cáritas implica un proceso que lleva reflexionar sobre las distintas realidades e historias de vida que atraviesan cotidianamente nuestras parroquias y comunidades. En línea con esto el pbro. Mauricio Haddad, vicepresidente de Cáritas Diocesana, fue el encargado de dar inicio a las actividades con un momento de oración que invitó a los presentes a discernir la misión y la tarea. “La oración es comunicación con Dios. Es algo que tiene que ver con lo que escuchamos que Dios nos dice. Dios nos habla permanentemente a través de la realidad y de las personas que se nos acercan”, señaló Mauricio. En esa misma sintonía destacó la importancia de reflexionar sobre la espiritualidad de Cáritas como un modo de discernir las realidades y y de como mirar a las personas a la luz de Dios. “La espiritualidad de Cáritas no es algo adherido a la tarea o al apostolado. La espiritualidad surge de la misma dinámica de la misión, su mismo hacer” subrayó el padre Haddad.

Como cristianos abocados a una tarea que implica esfuerzo y dedicación, es fundamental reflexionar sobre la marcha. Para ello, el padre Mauricio instó a los agentes de pastoral a preguntarse ¿esta atención que hago en Cáritas es de Dios? Y desde allí se desarrolla una espiritualidad que nos convence que esto es de Dios; se genera otra espiritualidad que no es algo adherido.

En la jornada estuvo presente Joaquín Basanta, referente Territorial para las Regiones Centro y Cuyo en Cáritas Argentina, quien se encontraba recorriendo Mendoza. “Nuestra misión es estar al lado de los equipos diocesanos para acompañar procesos” mencionó Joaquín. La tarea y el trabajo articulado es fundamental para la misión de las distintas Cáritas a nivel local y nacional. “Esta expansión de la solidaridad de la experiencia del Cristo en el otro es lo que nos motiva a seguir más allá de situaciones tan complejas. Necesitamos hoy más que nunca fortalecernos, juntarnos, aunque sea con distancia; sentir y concretar la experiencia de Dios entre nosotros” agregó Basanta.

La pandemia y la situación sanitaria expuso a los voluntarios de Cáritas a nuevos desafíos para reformular la misión y estar cerca de los más pobres. “Ha sido un proceso muy profundo de cercanía y de mucha presencia. Desafiar contextos muy complejos y poder estar cerca de las personas que más lo necesitaron en cada segundo del proceso de la pandemia. Hemos pasado un tiempo de profunda transformación interior y de convencimiento de la misión y plantear un desafío de presencia” remarcó Joaquín Basanta.
 
En un año que trajo numerosas dificultades, las animadoras y directores tuvieron que reinventar la cercanía y la asistencia. “Fue un año atípico, sin embargo, seguimos estando presente desde Cáritas en todos los rincones, porque mucha gente tuvo que dejar o perdieron sus trabajos, personas que no estaban acostumbradas a pedir asistencia tuvieron que salir a pedir. Siempre tratando de llegar a todos”, señalaba Jaquelina, animadora del Decanato Este.

“Ha sido una experiencia difícil. Encontrarnos con familias que no tenían para lo más básico. Pero Dios siempre estuvo presente junto a la comunidad y el sacerdote también”, compartía por su parte Nora, directora de Cáritas de la Parroquia Inmaculada Concepción de Palmira.

La labor de Cáritas Diocesana con los más vulnerables y desprotegidos tiene que ver con un abordaje interdisciplinario con miras a la promoción humana integral. Para ello se compone de diferentes áreas que fueron presentadas por sus referentes. El área de Animación a cargo de Rosa María Rómoli, el área de Educación con Ana Laura Arancibia, el área de Administración con la responsabilidad de Natalia Andia, el área de Emergencia y Redes Comunitarias bajo la supervisión de Bianca Pereyra Oliva, el área de Economía Social y Solidaria a cargo también de Bianca Pereyra Oliva, el área de comunicación con Cristian García, la mesa de Ciudadanía con Marta Guevara y la mesa de Voluntariado Joven a cargo Mauricio Nóbile. Todas juntas contribuyen a un trabajo pastoral fortalecido por una mirada integral de las problemáticas afectivas, sociales y económicas de nuestras familias y comunidades.

En estas instancias de abordaje, es importante el acercamiento y la proximidad con los hermanos y hermanas más necesitados. Rosa María Rómoli, vicedirectora de Cáritas Diocesana y responsable del Área de Animación volvió a remarcar tres actitudes: autoconomiento, hacer foco y estiramiento del corazón y el intelecto. “Cáritas primerea estando al lado de los hermanos, pero debemos hacer foco” remarcó Rosa María. En esta misma clave, destacó la importancia de la compañía y la cercanía para hacer foco y conocer las verdaderas necesidades.

Caritas Diocesana anima y coordina su obra caritativa para dar respuestas integrales a los problemas de pobreza y exclusión y lo hace de la mano de 74 parroquias en un camino sinodal como una Iglesia en salida.


Sede Central:
Beltrán 1710 (5501) Godoy Cruz
( 0261) 424 0907
info@caritasmendoza.org.ar
Desarrollado por:
Regreso al contenido