Cáritas Mendoza
¡Bienvenidos! Quiénes somos Qué hacemos Cómo lo hacemos Cómo colaborar
Cómo lo hacemos / Voluntarios / Cáritas Mendoza

Voluntarios

En Cáritas, los voluntarios son los hacedores de la acción solidaria a lo largo y ancho del país. Son personas sensibles a la realidad de pobreza, comprometidos por su fe y adhesión al proyecto de Jesús de transformar la historia y construir el Reino de Fraternidad y Justicia.

Son hombres y mujeres, jóvenes y adultos, que asumen diariamente el compromiso personal de trabajar por la inclusión de todos, desde valores como la justicia, la solidaridad y la dignidad, procurando contribuir al fortalecimiento del desarrollo social de las comunidades más postergadas.

A través del valioso capital que constituye la labor de los voluntarios y voluntarias, Cáritas lleva adelante su misión procurando favorecer el desarrollo integral y la inclusión de las comunidades más pobres, desde una propuesta concreta de transformar la dolorosa situación de desigualdad que aún persiste en nuestro país.

Esta misión interpela a todos los integrantes de Cáritas a estar atentos a la realidad, para asumir el desafío de transformar las estructuras de desigualdad y exclusión, acompañando a las familias más pobres, habilitando espacios para que puedan ser protagonistas de su propia inserción social, involucrándose de manera directa con las diversas problemáticas que surgen de dichas estructuras.

Desde este compromiso junto a las comunidades más excluidas, acompañar y favorecer la labor de los voluntarios es una prioridad que está en la base de la identidad institucional.

El voluntariado en Cáritas

El voluntariado es expresión concreta de la solidaridad y reflejo de una participación activa, en el seno de las comunidades más pobres. Por eso, este llamado a servir desde la gratuidad, es signo de esperanza y testimonio de la caridad divina que se anuncia en cada vínculo que se fortalece, en cada espacio de encuentro con el otro, en cada testimonio de vida que se enriquece desde el compartir.

En Cáritas, el voluntariado es mucho más que una opción personal, es una vocación, un llamado fundado en el amor a Dios, al prójimo y a la Justicia. Es la opción libre de decirle sí a un compromiso por el bien común, por el bien de todos, que se alimenta y profundiza a través de la mística compartida, del esfuerzo silencioso, del trabajo diario e incansable de quienes, con un fuerte compromiso, descubren y desarrollan su vocación de servicio a los más necesitados.

En su misión de animar la caridad, las Cáritas parroquiales y diocesanas, capillas y centros misionales propician, para los voluntarios que brindan su tiempo, capacidades y talentos, un proceso de formación permanente, profundizando acerca de la misión y espiritualidad institucional, en el marco de la realidad actual, para llevar adelante la enorme tarea de acompañar el desarrollo de las comunidades que aún están excluidas de la sociedad.

La espiritualidad del voluntario

El voluntario, motivado por un llamado personal en su corazón y en su conciencia, ofrece su solidaridad desde una entrega gratuita y fraterna a los demás, especialmente hacia quienes más sufren. Cada día, los voluntarios encuentran en sus comunidades muchas realidades dolorosas y difíciles, que se transforman en desafío a la hora de vivir esta vocación de servicio.

Ser voluntario no es una manera de hacer, sino de vivir. No es dar sino darse a sí mismo, ofrecer su tiempo, sus capacidades, su esfuerzo, invitando a la sociedad, desde su propio testimonio personal, a tomar mayor conciencia sobre la necesidad de trabajar juntos por el bien común.

Ya sea que uno se acerque espontáneamente, o bien en respuesta a una invitación particular, ser voluntario significa un compromiso grande con la acción y con la reflexión que impulsa y da sentido a la misión de Cáritas, procurando transformar las tareas cotidianas en momentos privilegiados de conocimiento interior, tanto a nivel personal como comunitario.

¿Cómo ser voluntario en Cáritas?

Sumarse a la misión institucional y comprometerse con Cáritas lleva tiempo, trabajo, oración y colaboración de todos quienes comparten el mismo camino.

Aquellos que deseen sumarse como voluntarios de Cáritas, pueden dirigirse a su parroquia más cercana para conocer la tarea que allí se realiza y ponerse al servicio del grupo de trabajo desde el don o talento personal que se pueda ofrecer para acompañar a quienes más lo necesitan.

© Año 2017
Cáritas Arquidiocesana Mendoza