Cáritas Mendoza
¡Bienvenidos! Quiénes somos Qué hacemos Cómo lo hacemos Cómo colaborar
Documentos / Cáritas Mendoza

Un futuro con pobreza cero

Reflexiones de Mons. Oscar Ojea, Presidente de Cáritas Argentina y Obispo de San Isidro.

"Que esta Navidad nos ayude a transformar un presente de necesidades en un futuro con Pobreza Cero".

Queridos hermanos:

Siempre es un gusto para mí, el hecho de encontrarme con ustedes, aunque sea a través de unas líneas. En esta oportunidad quiero acercarles un saludo de Navidad, con una breve reflexión sobre el lema que encabeza esta carta.

Ciertamente vivimos un presente de necesidades, que se hacen sentir especialmente entre nuestros hermanos y hermanas más pobres. Seguramente les habrá pasado alguna vez, trabajando en Caritas, que las necesidades eran tantas, que parecía no haber posibilidad alguna de satisfacerlas. No me refiero sólo a lo material, que ya es muy apremiante, sino también a la necesidad de afecto, de contención, de educación, de amistad, de salud… tantos aspectos de la realidad que resultan difíciles de atender. No es raro tampoco que en esos momentos sintamos la presencia bondadosa de Dios que nos anima y que nos muestra la dinámica de “los cinco panes y los dos peces” (ver Jn 6, 1-15), cuando Jesús da de comer a la multitud con tan poco y aportado por un niño.

¿Qué hizo falta en aquella oportunidad para que la multitud se fuera satisfecha? En primer lugar, la presencia de Jesús; en segundo lugar, los pocos panes y peces que había, pero que tenían que estar para poder ser repartidos; luego (y junto con los panes y peces) el niño que con corazón generoso puso en común lo que tenía y que tal vez llevaba para su familia, o le habían dado sus padres para que comiera él. Y en último término (pero no por eso menos importante), los discípulos que, sin ponerse a especular sobre la posibilidad “razonable” de darle de comer a tanta gente con tan pocos alimentos, se pusieron en marcha, organizaron los grupos y comenzaron a repartir. No es difícil para ustedes, como voluntarios y voluntarias de Caritas identificarse con esos discípulos de Jesús, desbordados por la situación de necesidad, pero asombrados y felices por lo que Dios logra hacer con tan poco, cuando cuenta con corazones generosos.

Creo que es a esto a lo que apunta este lema: si abrimos nuestro corazón a las infinitas posibilidades de Dios, el presente de necesidades se transforma en futuro de esperanza. Por eso yo quiero agradecerles, queridos voluntarios y voluntarias, porque es gracias a ustedes que para muchos, la necesidad se transforma en esperanza.

Junto con el deseo de una Navidad muy feliz, quiero saludarlos (aunque sea tardíamente) por el día del voluntario y agradecerles de todo corazón el trabajo cotidiano en nuestras Caritas.

Un abrazo fraterno en el Señor que nace.

© Año 2018
Cáritas Arquidiocesana Mendoza