Cáritas Mendoza
¡Bienvenidos! Quiénes somos Qué hacemos Cómo lo hacemos Cómo colaborar
Cómo lo hacemos / Destino de la Colecta Anual / Cáritas Mendoza

Destino de la Colecta Anual

Cáritas anima, coordina y organiza la pastoral caritativa de la Iglesia Católica, procurando contribuir a la promoción integral de personas y comunidades que se encuentran en situación de pobreza, abandono o marginación social y dando respuesta a necesidades específicas de tipo alimentarias, de salud, vestimenta y materiales escolares.

Estos son sólo algunos de los temas que Cáritas lleva adelante, con el aporte de cada Colecta y el compromiso de miles de voluntarios en más de 3.500 Cáritas parroquiales, capillas y centros misionales en las 66 Cáritas diocesanas de todo el país.

Educación

Para Cáritas, la educación es una vía indispensable para lograr la promoción humana y la inclusión social, como instrumento imprescindible para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social.

Por eso, Cáritas Argentina junto al Ministerio de Educación de la Nación, la Fundación de Organización Comunitaria (FOC) y la Fundación SES lleva adelante las Estrategias de Reinclusión Educativa, en el marco del Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FinEs). Con esta iniciativa se procura especialmente que jóvenes de las comunidades más postergadas regresen al sistema educativo formal para finalizar sus estudios secundarios.

El Plan de Educación Educativa Emaús

En Cáritas se trabaja desde la modalidad de Educación no formal, como una forma de pensar los procesos educativos que implican una manera de mirar la realidad y comprometerse en su transformación. Uno de los principales objetivos es el desarrollo integral de la persona en su dimensión social y trascendente. Se procura que el proceso pedagógico genere un empoderamiento por parte de cada persona involucrada, de modo que perciban sus capacidades y posibilidades para lograr la inclusión.

En esa línea, el Plan de Inclusión Educativa Emaús, que Cáritas lleva adelante es un modelo de abordaje socioeducativo y pastoral, que camina junto a las comunidades con alta vulnerabilidad social, promoviendo sus derechos y sus responsabilidades para procurar su desarrollo humano.

Los componentes del plan son los siguientes: proyectos innovadores para la inclusión educativa, espacios educativos y voluntariado juvenil, equipo de jóvenes mochileros para la contención a niños/as en situación de emergencia, alfabetización de adultos, becas familiares, becas terciarias y universitarias.

Trabajo y economía solidaria

Aunque no son pocos los esfuerzos realizados para paliar la desocupación, el empleo sigue siendo una asignatura pendiente para muchas familias que aún no cuentan con el ingreso estable, propio del asalariado, que les permita encarar con alivio y serenidad la vida cotidiana, desarrollar las potencialidades personales y soñar con un futuro mejor.

La Economía Social y Solidaria (ESS) es fruto de la organización de los trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad que buscan alternativas para generar trabajo, procurando satisfacer sus necesidades, mejorar sus condiciones de vida y conquistar sus derechos en perspectiva de un desarrollo sustentable y solidario. Se trata de actividades productivas o de servicios que van insertándose en el mercado o constituyendo redes de comercialización propias, y que surgen de iniciativas con base comunitaria, grupal o familiar.

Actualmente, muchas Cáritas diocesanas se encuentran acompañando distintas experiencias de ESS y, aunque es un momento de fuerte crecimiento en muchas de ellas, aún queda un largo camino de construcción de redes, fortalecimiento en lo productivo y organizativo de los emprendimientos, tanto rurales como urbanos, familiares o grupales.

Vivienda y hábitat

Ante el gran déficit habitacional y la falta de infraestructura básica que abarca al sector de la población en estado de extrema pobreza en nuestro país, Cáritas Argentina lleva adelante el Programa de Autoconstrucción de Viviendas, con el objetivo de construir comunidades solidarias. Porque a medida que los cimientos iniciales se ven superados por más y más hileras de ladrillos, hay otra construcción que también crece con este trabajo compartido: el fortalecimiento de los vínculos entre las familias, las cuales se sienten cada vez más parte integrante de este nuevo barrio que nace como fruto del esfuerzo de todos.

A través de un trabajo articulado con organismos del estado nacional y municipal, organizaciones de la sociedad civil y fuerzas vivas locales, este proceso es acompañado con talleres de reflexión y formación, donde no solamente se aprende a construir la vivienda, sin que se apuesta fuertemente a trabajar las relaciones humanas y cristianas, a encontrar el mejor modo de tratar y resolver los conflictos, a reflexionar sobre la propia historia de vida -personal, familiar y social-, elevando la autoestima y acrecentando la calidad y la comunicación interpersonal y grupal.

Con la escrituración termina una etapa del proceso y se produce la entrega legal de la vivienda, lo que significa seguridad jurídica, aunque continúa el acompañamiento a los auto constructores en el logro de un hábitat adecuado y de su desarrollo individual y comunitario, promoviendo su participación en obras de mejoramiento del nuevo barrio.

Ayuda inmediata

Cuando las necesidades básicas de subsistencia están insatisfechas, la vida y el futuro de la comunidad muchas veces se ponen en riesgo. Por ello, ante situaciones de extrema pobreza y/o de emergencias, Cáritas procura dar respuesta a esas necesidades, dentro de un proceso de promoción humana que comienza cuando se facilita el acceso al bien necesario, favoreciendo un proceso de inclusión social.

De esta manera, se atienden urgencias específicas de familias, grupos y comunidades que se encuentran en situación de pobreza, descuido, abandono o marginación social. Las principales acciones están relacionadas con asistencia alimentaria (comedores, copa de leche, viandas), salud (provisión de medicamentos, talleres de prevención, gestión de prótesis), vestimenta (ropa y calzado).

Salud

El acceso a la salud es un derecho irrenunciable de todo ser humano, pero muchas familias y comunidades en situación de pobreza extrema y exclusión aún no pueden alcanzarlo. Esta realidad condiciona no sólo el mantenimiento de la vida, sino también la calidad de su desarrollo y las posibilidades de inserción social.

Por eso Cáritas nacional, en articulación con otras instituciones y con las Cáritas diocesanas y parroquiales impulsa iniciativas que apuntan al mejoramiento de las condiciones de alimentación, hábitat, equilibrio con el medio ambiente, uso de saberes ancestrales y conductas de prevención.

Se llevan adelante programas para a mamás, niños de hasta 6 años y embarazadas, con el objetivo de priorizar la formación y el acompañamiento, para favorecer su situación sanitaria y nutricional.

Emergencia y medio ambiente

Ante una emergencia, las comunidades más pobres son siempre las más afectadas. Por eso, Cáritas anima, promueve y organiza la solidaridad para que las familias y comunidades damnificadas reciban la ayuda que necesitan, en el momento adecuado, en cantidad suficiente y dando una atención especial a las zonas más vulnerables.

En el trabajo de prevención de emergencias existen tres claves fundamentales: la organización, la concientización y la capacitación. En consecuencia, las Cáritas de la Región Cuyo, por ejemplo, están generando espacios a nivel decanal y parroquial, para profundizar en la prevención y la concientización a fin de evitar o mitigar posibles efectos en caso que ocurra una emergencia.

Asimismo, se trabaja en articulación con diversos actores de la sociedad civil y el Estado, para favorecer la coordinación de acciones ante una situación de catástrofe.

Ciudadanía e incidencia

La misión de Caritas es transformar las estructuras injustas de la sociedad, por eso, desde hace varios años, se asume la ciudadanía como herramienta de diálogo, como eje vertebrador de la transformación social.

Las numerosas iniciativas relacionadas con el tema que se desarrollan tanto a nivel nacional como diocesano y parroquial, se acompañan con una profunda formación. Esta tarea permite brindar y elaborar un conjunto de herramientas para observar y analizar la realidad, reconocer las causas de los problemas y encontrar nuevas formas de respuestas.

De este modo, se generan espacios que favorecen el fortalecimiento de la dignidad de las personas, el ejercicio de sus derechos y obligaciones, llevando adelante procesos de inclusión social y participación ciudadana para la construcción de una sociedad fraterna, justa y solidaria.

Destino de los fondos recibidos

A partir del dinero que Cáritas recibe en cada Colecta Anual, se sostienen y desarrollan durante todo el año diferentes iniciativas relacionadas con:

• Acompañamiento a las comunidades más excluidas.
Atención a necesidades básicas: alimento, salud, vestimenta, etc.
Microemprendimientos familiares y comunitarios.
Formación en la Fe y acompañamiento espiritual.
• Centros comunitarios de atención integral.
Ferias solidarias.
Jardines maternales.
Becas familiares y universitarias.
Economía social y solidaria.
• Programas de inclusión educativa.
• Organización comunitaria.
Formación y capacitación de voluntarios.
Talleres de capacitación en oficios.
Alfabetización de adultos.
• Mejoramiento de viviendas.
• Espacios de participación y formación en ciudadanía.
• Organización y coordinación de acciones ante emergencias climáticas.
• Capacitación en nutrición e higiene alimentaria.

En cada una de ellas se procura el protagonismo de quienes participan de los distintos proyectos y programas ya que, de este modo, no sólo se generan oportunidades personales y familiares, sino que además se fortalece la organización y la gestión comunitaria.

Nota: Cáritas nacional, además, administra otros recursos provenientes de diferentes fuentes de fondos (donaciones particulares, gobierno, legados, sucesiones, etc.). Ejemplo de esto es el Programa de Autoconstrucción de Viviendas.

Evolución de la Colecta Anual en los últimos años

2008: $10.910.450
2009: $10.885.775
2010: $14.142.760
2011: $18.352.770

© Año 2017
Cáritas Arquidiocesana Mendoza